OMIA LEADERSHIP PROFILE

En OMIA es muy importante el liderazgo de uno mismo y de otros, buscando que cada colaborador viva los valores corporativos y reconozca la estrategia del negocio, por esto es imprescindible que toda persona que haga parte de la Organización tenga las competencias centrales de OMIA para que se involucre de manera adecuada en nuestra Cultura Organizacional.

Las Competencias son características de las personas expresadas en comportamientos observables y frecuentes en el tiempo que impulsan las acciones, decisiones y comunicaciones de cada líder.

La gestión por competencias es un proceso que nos permite identificar esas características de las personas requeridas en cada puesto de trabajo a través de un perfil cuantificable y medible objetivamente. El objetivo principal consiste en profundizar un estilo de dirección que permite gestionar los recursos humanos de una manera más integral y efectiva de acuerdo con las líneas estratégicas del negocio.

El éxito radica en la calidad y en la disponibilidad del factor humano. Cuanto mayor esté integrado y más se aprovechen las cualidades de cada uno de los integrantes del equipo, más competitiva será la organización y su reacción a un mercado en constante volatilidad. Así pues, además de incidir en el desarrollo profesional de las personas, permite al directivo vincularse en la gestión de sus recursos humanos y contribuye en que la toma de decisiones se realice de forma objetiva y con criterios homogéneos.

En un sistema de gestión por competencias lo relevante es analizar la arquitectura del talento en la organización y seleccionar las competencias necesarias para garantizar un desempeño excelente y el cumplimiento de la Misión. Por este motivo será imprescindible realizar un correcto diseño del perfil con las competencias necesarias para desarrollar cada puesto alineado con la cultura organizativa y las nuevas situaciones.

Por otro lado, dentro de la gestión integrada de los Recursos Humanos, la gestión por competencias se presenta como un gran marco de actuación que orienta los grandes procesos de gestión del Talento:

Selección: Obtenemos la identificación de perfiles ideales de los puestos para conseguir una mayor adecuación entre persona y puesto.

Formación y desarrollo: nos permite identificar las necesidades formativas ya sean individuales o grupales y con ello conseguiremos desarrollar y mejorar las competencias para desempeñar exitosamente las funciones del puesto requerido.

Planes de carrera y sucesión: tener identificadas las competencias de los empleados más talentosos nos facilitará la toma de decisiones en nuevos procesos.

Política retributiva: el desarrollo de competencias facilita las conversaciones sobre desempeño o crecimiento del liderazgo lo que puede acordarse dentro de las variables de desempeño de los colaboradores.

Gestión por competencias implica la existencia de un modelo organizacional de competencias que está alineado con el marco estratégico, los objetivos y las metas de las compañías.

En ese sentido, el OMIA LEADERSHIP PROFILE es un modelo que alinea los grandes propósitos de la compañía (Competencias Centrales) con los comportamientos de las estructuras de liderazgo y colaboración (Competencias Específicas).

¿CÓMO LEER EL MODELO DETRÁS DEL OMIA LEADERSHIP PROFILE?

Competencias Centrales: lineamientos generales que dan sentido de orientación, prioridad y dirección a la organización

Competencias Específica: características de las personas que se expresan en comportamientos visibles a través del lenguaje, la toma de decisiones y las acciones. Las competencias se expresan con frecuencia en diferentes escenarios, conforman un perfil y permiten predecir la capacidad de un perfil frente a una posible situación